Alimentos que usted debería comer más

Algunos los llaman “superalimentos” porque son productos de alto contenido en nutrientes.

Expertos consideran que utilizando cantidades muy pequeñas de ellos - por ejemplo, cinco gramos al día-, se pueden aportar al organismo grandes cantidades de vitaminas, minerales, antioxidantes, grasas saludables y enzimas. La realidad es que no hay alimento completo (ninguno puede competir con la leche materna, por ejemplo), pero sí existen algunos con muchos beneficios.

“la pauta para que nos gusten estos alimentos es saber integrarlos en la dieta diaria y no utilizarlos sin saber cómo se disfrutan”. La lista de estos productos es larga, pero aquí los beneficios de algunos de ellos:

Maíz morado:

Esta variedad posee gran cantidad de elementos antioxidantes y más calidad que el maíz tradicional, con más altos niveles de fibra y carbohidratos de fácil digestión.

Sésamo o ajonjolí:

Aporta más calcio que la leche y más lecitina que la soja. Es oleoso y una de sus funciones en la sangre consiste en mantener disueltos los lípidos en general, y especialmente el colesterol, evitando su depósito en las paredes arteriales (arteriosclerosis). Suele comerse molido o esparcido en ensaladas o panes, más allá de un adorno.

Avena:

La avena no contiene gluten, de ahí que sea un cereal bien tolerado por la mayoría de las personas con celiaquía (una enfermedad digestiva que daña el intestino delgado). Es un cereal cuyo grano completo contiene mucha fibra dietética soluble, en la que se incluye el beta-glucano, aportando también proteínas, lípidos, vitaminas, minerales y polifenoles, como las avenantramidas.

El lino o linaza:

Su uso se va a panes, cereales para el desayuno, barras energéticas y otros productos de panificación. Esta planta oleaginosa (aceitosa) posee un contenido en alto grado del ácido graso poliinsaturado alfa-linoléico, es decir, una grasa buena.

Arándanos:

El fuerte color de las frutas del bosque, como los arándanos, es pigmento sintetizado por la planta. Algunas investigaciones han descubierto propiedades medicinales de los polifenoles pigmentados, como flavonoide, antocianina, tanino y otros fitoquímicos localizados principalmente en la piel y semillas. Tiene antioxidantes y una alta capacidad de absorción de radicales de oxígeno, por lo cual ayuda a cuidar nuestras células.

Aloe Vera:

La sabia es conocida como acíbar y dicha sustancia tiene usos farmacéuticos como laxante. Si la consume como jugo, puede tener beneficios gastrointestinales.

Apio:

El apio no es una fuente de energía, sin embargo, consumirlo es sano por contener sales minerales, agua y algunas vitaminas. Es un alimento utilizado especialmente en sopas y ensaladas por aroma. Es fuente de potasio, el cual contribuye a que el sistema nervioso y de los músculos funcionen normalmente.

- Manzana:

La manzana aporta hidratos de carbono fundamentalmente en forma de azúcares como fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra. Suele comerse siempre cruda o en jugos (que son preferibles sin azúcar).

- Alcachofa:

Plátano. En cuanto a las vitaminas, el plátano es fuente de vitamina B6, la cual contribuye al funcionamiento nomal del sistema nervioso. La Fundación Española de la Nutrición establece que el plátano cubre el 30% de las ingestas recomendadas de esta vitamina para hombres de 20 a 39 años con actividad física moderada.

- Zanahoria:

Es fuente de vitamina A y es mejor consumirla cocidas o al vapor para que se activen sus propiedades alimemticias. Su color naranja es debido a unos pigmentos vegetales llamados betacarotenos.