• Home
  • Articulos
  • Salud
  • ¿Quieres una sonrisa brillante? Consejos para mantener los dientes blancos

¿Quieres una sonrisa brillante? Consejos para mantener los dientes blancos

¿Sabías qué?

Los dientes son considerados un órgano duro, llamado así por su composición de tejidos mineralizados que le otorga su dureza. Durante a lo largo de la vida contaremos con dos tipos de dientes, los temporales más conocidos como los de “leche” y los permanentes que suplen a los de leche y comienzan a aparecer alrededor de los 6 años.

 

Sus principales funciones consisten en:

 

Masticar: es decir moler toda la comida que ingerimos para que esta fluya hacia es tracto digestivo en pequeños trozos y realizar le proceso de digestión.

Fonética: a través de su unión, nos permite realizar determinados sonidos.

Estética: Una dentadura limpia, estética y blanca permite mejorar la autoestima y las relaciones interpersonales ya que es sinónimo de belleza, autoestima y salud.

 

El color de los dientes

 

Por mucho tiempo hemos escuchado hablar del famoso blanqueamiento dental, un procedimiento que ofrece darte dientes completamente blancos, sin embargo, los dientes 100% blancos no existen.

 

La búsqueda de una dentadura blanca va dirigida a conseguir una sonrisa de aspecto y color natural, es decir los dientes de manera natural tienen matices amarillos y que a consecuencia de mala higiene o el consumo de determinados alimentos se tornan aún más amarillos. Por ello cuando se recurre a un blanqueamiento dental se hace referencia a disminuir la saturación del color amarillo.

 

5 consejos para mantenerlos blancos

 

Existen diversos métodos para conseguir una sonrisa más blanca, los hay naturales y químicos y aquí te los contamos:

 

  1. Cepillado frecuente y correcto: este consejo incluye lavarse los dientes al menos 3 veces al día acompañado del uso de enjuague bucal sin alcohol y limpieza con hilo dental para eliminar el sarro localizado entre los dientes.

 

  1. Evitar el consumo de tabaco: el consumo de tabaco el primer factor de riesgo para unos dientes amarillos, las sustancias inhaladas oscurecen progresivamente el color de los dientes y la aparición de enfermedades dentales.

 

  1. Alimentos buenos y malos para esmalte: existen alimentos como la zanahoria o la manzana que al ser firmes ayudan limpiar los dientes y viceversa en encuentra aquellos que dañan el esmalte como el café, té, refrescos, jugos o vinos que sus pigmentos pueden colorear los dientes o mancharlos.

 

  1. Pastas blanqueadoras: Es el recurso más accesible, lo podemos localizar en farmacias, supermercados o caseros, sin embargo, el exceso de estos productos puede dañar los dientes además de que solo pueden ayudarte a recuperar uno o dos tonos la blancura de los dientes.

 

 

  1. Tratamientos dentales: deben ser realizados por un especialista en odontología y va de un simple blanqueamiento dental con químicos o luz led, hasta la colocación de carillas de porcelanas sobre los dientes.