Infertilidad: Cuando la espera se hace eterna

La infertilidad

 

Es la incapacidad de una pareja para lograr un embarazo después de un plazo de 12 meses manteniendo relaciones sexuales constantes y sin utilizar métodos de planificación familiar. La infertilidad se clasifica en dos tipos: la primaria en donde no se ha logrado ningún embarazo y la secundaria en el cual hubo embarazos previos, pero los recientes no llegan a concebirse.

 

Causas y síntomas

 

La infertilidad no distingue en géneros, actualmente 40% de los casos se da por alteracionesen la mujer40% por alteraciones en el hombre y el 20% restante por alteraciones en ambos. En el caso de la mujer las alteraciones pueden deberse por problemas en la ovulación (por infección o inflamación pélvica o por endometriosis) por problemas uterinos y del cérvix como lo son los miomaspólipos o malformaciones y en algunos casos, pero en menor cantidad se desconoce la causa.

 

Dependiendo de la causa, serán las manifestaciones. Las pacientes con alteración en la ovulación, presentan ciclos menstruales irregularesvello excesivoacné, tendencia a sobrepeso, secreción líquida por el pezón. Las pacientes con dolor o cólicos menstruales, de leves a intensos, dolor pélvico crónico o infecciones vaginales frecuentes y aquellas con sangrados menstruales abundantes o de más de 8 días, con sangrados a mitad del ciclo, pueden presentar problemas uterinos.

 

Para los hombres las causas son diversas pueden ir desde varices en los testículosproblemas infecciosos y alteraciones hormonales genéticas. En ellos casi no hay síntomas, pueden presentar congestión o dolor testicularinfecciones genitalesrecurrentes.  

 

Y muchas alteraciones pasan desapercibidas porque no producen síntomas o molestias.

 

¿Cómo detectar y tratar?

 

Después de haber superado el lapso de 12 sin concebir lo mejor es acudir con un especialista en Ginecología y Obstetricia o en Reproducción para una revisión a profundidad acompañada de una serie de estudios que permitirán confirmar el diagnóstico.

 

Algunos son:

 

  1. Perfil Hormonal: este estudio permite identificar alteraciones hormonales que afectan la ovulación.

 

  1. Histerosalpingografía: es posible confirmas la permeabilidad de las salpinges.

 

  1. Espermatobioscopía o seminograma: permita valorar la cantidad, movimiento y forma de los espermatozoides.

 

Una vez confirmado el diagnostico se brindará un tratamiento adecuado para cada paciente el cual dependerá de la o las causas de infertilidad, la severidad de las mismas, el tiempo de infertilidad y la edad de la pareja.

 

Los tratamientos pueden ser tan sencillos como cambios en el estilo de vida, corregir los trastornos hormonalesmanejo de procesos infecciososinductores de ovulacióninseminación artificial.

 

Algunas parejas requerirán de cirugías correctivas en los casos de malformaciones uterinas, miomatosis uterina, obstrucción o daño en las salpinges, cura de varices testículares, biopsia testicular.

 

Solo un porcentaje de los pacientes requerirán técnicas de reproducción asistida de alta complejidad, como Fertilización in vitroinyección intra-citoplasmática de los espermatozoidesdonación de óvulos, con muy buenos resultados y una buena probabilidad de embarazo.