Síncope: ¿Qué es y cómo tratarlo?

¿Qué es?

 

El síncope es una especie de desvanecimiento o desmayo donde se pierde de manera repentina y transitoria del estado de conciencia ocasionada normalmente por la disminución de la presión sanguínea impidiendo que el corazón pueda bombear sangre al cerebro. Este es un padecimiento muy común y generalmente no presenta un riesgo, sin embargo, existen diversos tipos de sincope que pudieran reflejar un daño en el sistema cardíaco y el cual debe ser atendido de inmediato con un especialista en Cardiología.

 

Tipos y causas

 

Como mencionábamos anteriormente el sincope puede ser ocasionado por alguna deshidrataciónaltas temperaturasestrés, entre otros, que no presentan un alto riesgo para el paciente, sin embargo, hay diversos tipos de sincope que, si lo pueden llegar a ser, los tipos más comunes son:

 

  1. Síncope vasovagal: se refiera a un desequilibrio en el sistema nervioso autónomo por lo que no hay un adecuado control de la presión sanguínea y/o frecuencia cardíaca. Esto genera desmayos, sobre todo en gente joven, que por lo demás tienen funcionamiento completamente normal de su corazón.

 

  1. Síncope origen cardíaco: es el tipo más peligroso, ya que se presenta con arritmias   malignas y enfermedades graves del corazón, como infarto del miocardio. Este tipo de síncope indica que algo grave está ocurriendo y puede incluso causar muerte súbita cardíaca.

 

Es muy importante señalar que el síncope durante el ejercicio físico intenso puede estar relacionado con arritmias letales. Por lo anterior siempre es conveniente una evaluación completa en caso de un desmayo para descartar causas graves de síncope.

 

Tratamiento

 

El tratamiento adecuado es dirigido a la causa del sincope, por ello es necesario acudir con un especialista para evaluar las causas. En el caso de síncope vasovagal (benigno) se usan medidas generales como ingesta abundante de aguaejercicio cardiovascular, mayor consumo de sal en la dieta y evitar factores desencadenantes

 

Los tratamientos especializados para otras causas de síncope son:

 

Síncope por frecuencia cardíaca baja: en este caso es necesaria la colocación de un marcapasos para evitar desmayos.

 

Síncope por arritmias no letales: se usa medicamentos antiarrítmicos o ablación con catéter para el control de las arritmias.

 

Síncope por arritmias malignas: son arritmias que frecuentemente tienen un origen genético y alto riesgo de muerte súbita.  El tratamiento requiere uso de medicamentos antiarrítmicos y dispositivos de estimulación especializados como el desfibrilador automático implantable.