Las enfermedades del corazón, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer, la enfermedad crónica de las vías respiratorias bajas, la enfermedad de Alzheimer y las lesiones involuntarias encabezan las listas de afecciones que atentan contra la salud de mujeres adultas. Es necesario tener cuidado especial con los factores de riesgo y de estilo de vida que las propician, dado que la mayoría de estas se pueden prevenir.

Además de preocuparnos por el coronavirus COVID-19, debemos prestar atención a las infecciones respiratorias agudas (IRA), que comprenden un gran grupo de enfermedades, incluidas las gripas, causadas por uno de los aproximadamente 15 virus presentes en el ambiente, que afectan tanto a niños como a adultos. Los principales enemigos son el virus sincitial respiratorio, el rinovirus, la influenza, el adenovirus y el metaneumovirus.