Instagram, la red social por excelencia de fotografías, sigue copiándose de Snapchat. Este martes la compañía presentó un nuevo paquete de herramientas creativas: los filtros faciales que permitirán convertir un selfie o una de tus historias en una imagen o clip que no te resistirás a compartir.